viernes, 30 de noviembre de 2007

La Gasolina

Química de la Gasolina

Los hidrocarburos son compuestos que sólo contienen dos elementos: el carbono y el hidrógeno. Hay una variedad de hidrocarburos y por eso se agrupan en familias. Una familia es la de los alcanos, que son hidrocarburos que tienen los átomos de carbono unidos por enlaces covalentes simples, la mayoría de los hidrocarburos del petróleo son de esta familia.

El carbono puede formar cuatro enlaces y los átomos de carbono se unen entre sí formando cadenas. Después, por ejemplo, forman hidrocarburos. Algunas propiedades de los alcanos cambian en función de la longitud de la cadena de carbono. Al crecer la cadena, la temperatura de ebullición también crece y por tanto los alcanos son cada vez menos volátiles. Así, los alcanos con cadenas cortas son gases a temperatura ambiente. Los alcanos con cadenas que contengan entre 5 y 19 átomos de carbono son líquidos y los que contengan más de 20 átomos de carbono son sólidos.

Con todo lo visto, podemos decir que la gasolina contiene alcanos con cadenas entre 5 y 19 átomos de carbono, porque la gasolina es un combustible líquido. Para concretar más, la gasolina tiene de 5 a 10 átomos de carbono en las moléculas o cadenas de hidrocarburos.


Tipos de Gasolina y sus Características


En este apartado vamos a ver las clases de combustibles que podemos encontrar en las gasolineras españolas en el presente. Hoy en día en una gasolinera encontramos estos tres tipos de gasolina: Super, Euro Super sin plomo y Super Plus sin plomo.

La característica distintiva de cada gasolina la constituye la resistencia a la detonación, que viene determinada por el octanaje, la gasolina Super tiene un octanaje mayor a la de la gasolina Euro Super sin plomo, sin embargo, la gasolina Super Plus sin plomo tiene mayor octanaje que la Super. Por lo tanto, el octanaje sirve para determinar el grado de resistencia a la detonación, es decir, si la gasolina tiene poco octanaje, en la cámara de combustión de un motor se producen inflamaciones espontáneas, dicho de otro modo, detonaciones a destiempo en la cámara de combustión que pueden repercutir al motor para mal. Los índices de octanaje de cada gasolina son los siguientes: la gasolina Super tiene 97 octanos, la Euro Super sin plomo tiene 95 octanos y la Super Plus sin plomo tiene 98. El índice de octanaje de una gasolina es una medida de su capacidad antidetonante, así pues, va en función del número de octanos de cada una de ellas, cuanto mayor es el número de octanos de la gasolina, mayor es el octanaje de ésta y por tanto la resistencia a la detonación o el poder antidetonante de la gasolina es mayor.


Antidetonantes y Aditivos

Como sus propios nombres indican, la gasolina Euro Super sin plomo 95 y la Super Plus sin plomo 98, no tienen plomo, todo lo contrario que la gasolina Super que si tiene plomo, las otras dos gasolinas sin plomo tienen otros compuestos que actúan de manera similar al compuesto con plomo de la Super. Todos los coches fabricados actualmente consumen gasolinas sin plomo, ya que por medio de un catalizador se consigue menor contaminación en comparación a un coche que utiliza gasolina con plomo o Super, que no pueden utilizar catalizador para reducir los gases de escape (en el apartado Tratamiento para los contaminantes hablaremos más de esto).

Podemos decir, que los antidetonantes son sustancias que se añaden a las gasolinas para aumentar su resistencia a la detonación. Son compuestos orgánicos y organometálicos. Como importantes son: el benzol, octano, alcohol y tetraetilo de plomo. Relacionando este apartado con el anterior, si un antidetonante aumenta la resistencia a la detonación, quiere decir que también va a influir en el índice de octanaje de una gasolina.

Como hemos dicho al principio de este apartado, la gasolina Euro Super y la Super Plus no tienen plomo, es decir, no utilizan el tetraetilo de plomo como antidetonante, pero esto no quiere decir que no tengan antidetonante, también lo tienen pero no es el altamente tóxico tetraetilo de plomo. El tetraetilo de plomo lo tiene como antidetonante la gasolina Super, por esto los coches que utilizan gasolina Super no llevan catalizador, porque éste sufriría una “intoxicación”.

Los aditivos son sustancias que se añaden a la gasolina para modificarla después del proceso de la destilación, por lo tanto un antidetonante también es un aditivo, pero es un aditivo que ya tienen las gasolinas que nos venden en las gasolineras.


Tratamiento de los Contaminantes

La gasolina se compone esencialmente de carbono e hidrógeno. Cuando la gasolina se quema, el carbono se une al oxígeno del aire para formar dióxido de carbono (CO2) y el hidrógeno se une con el oxigeno formando agua (H2O). Estos productos por la combustión de las gasolinas se generan siempre y cuando se cumpla la proporción óptima, 14,7 de aire por 1 de combustible (14,7:1). Como casi nunca se produce esta proporción surgen otras sustancias contaminantes. Estos son los productos contaminantes que expulsa el motor:

  • Monóxido de carbono (CO), un compuesto conocido y tóxico que en contacto con el aire libre se une rápidamente con el oxígeno para formar dióxido de carbono (CO2).
  • Hidrocarburos no quemados.
  • Óxidos nítricos, se forman a partir del nitrógeno contenido en el aire procedente de la combustión.

Para que estos contaminantes no lleguen al exterior, por ejemplo, en los coches se colocan unos “catalizadores” en la salida de gases, en el tubo de escape. En química, un catalizador es una sustancia que provoca o acelera una reacción química. Estos gases contaminantes procedentes del motor atraviesan el catalizador antes de salir a la atmósfera. En su interior hay una sustancia, lo que denominamos catalizador (suele ser platino, rodio u óxidos de metales de transición), que facilita la transformación de los productos contaminantes procedentes de la combustión en otros que no son tan peligrosos para la atmósfera. Hay que tener mucho cuidado de no utilizar gasolina Super en los vehículos que tengan catalizador, los estropea.


La Gasolina “Sin Plomo”

La gasolina sin plomo, que se le llama de esta manera porque no contiene tetraetilo de plomo. Por esta razón, los vehículos que utilizan gasolinas sin plomo llevan catalizador.

En Europa, la gasolina sin plomo normal es de 95 octanos, llamada Euro Super y también existe la gasolina especial o Super Plus que contiene 98 octanos. La verdad es que gracias al catalizador que llevan los automóviles que utilizan este combustible hacen mucho por el medio ambiente y por esta razón todos los vehículos que se comercializan aquí en España necesitan gasolina sin plomo, porque de esta manera pueden reducir sus emisiones contaminantes por medio de los catalizadores.

La otra y muy importante razón por lo que es mejor la gasolina sin plomo es el precio, aunque es cierto que los precios de todas las gasolinas son muy elevados y cada vez suben más, es más barata que la gasolina con plomo o Super. Los motores que utilizan gasolina con plomo pueden llegar a funcionar con la gasolina sin plomo, es verdad que se ahorra dinero en el momento de echar la gasolina, pero el problema medio ambiental sigue existiendo allí porque estos motores no llevan catalizador en el escape, además el ahorro de dinero es relativo ya que el motor no rinde de la misma manera y puede llegar a tener problemas. No es recomendable echar gasolina sin plomo si el motor está fabricado especialmente para funcionar con gasolina Super.